Una ladrona estupenda

Rosa Mora Barcelona de hoy

La Barcelona de la burguesía exquisita y la de las bandas y los chorizos se cruzan y mezclan en la segunda novela de Laura Gomara. 

Eva Valverde necesita ocho mil euros al mes para vivir como quiere. Y quiere vivir bien, muy bien. Para conseguirlo, lo que le resulta más cómodo es robar. Es una eficaz carterista, especializada, además, en desvalijar pisos turísticos. 

Para hablar de ella, conviene recordar a la Ruth Santana de la primera novela de Laura Gomara, Vienen mal dadas (Roca Editorial, 2017). Otra protagonista fuerte, independiente. Pero Ruth, a diferencia de Eva, robaba por necesidad, con una hipoteca y a punto del deshaucio, atada a trabajos precarios en la Barcelona de la época más cruel de la crisis y con la única alternativa de unirse a una banda de atracadores.

Eva cuenta su vida en primera persona, desde el presente y con saltos al pasado. Sabemos que nació en barrio popular, Sants, que estudió dos carreras, que se inició robando un Mac último modelo a los dieciocho años. Que las pijihipis que conoció en la universidad la introdujeron en el mundo de la burguesía exquisita. Que su sueño es montar una tienda de lujo de segunda mano con los productos exclusivos que roba y vende ahora por eBay o a joyeros que no hacen preguntas.

En ambas novelas hay otra gran protagonista: Barcelona. Eva Valverde la recorre en su Vespa, en metro, a pie o en taxi. De Sant Gervasi y la zona alta a Ciutat Vella, de Sants a l’ Eixample o Les Corts. Gomara llevaa cabo un retrato con mirada crítica que nos muestra una ciudad palpitante, de ahora mismo, bien entrado el siglo XXI. Sigue habiendo fronteras metafóricas, pero Eva las atraviesa como si toda la urbe fuera suya. 

Las bandas rumanas que tantos quebraderos de cabeza le dan se mueven preferentemente por el sur; la mafia rusa se expande por todas partes; la delincuencia también está en la Rambla Catalunya y más allá de la Diagonal. Los de la zona alta son más del estilo de guante blanco. Lo dos mundos se entrelazan y pillan en medio a la protagonista, con un asesinato incluido.

Laura Gomara es licenciada en Filología Clásica. Profesora de escritura creativa, bregada en el mundo editorial, cuenta su historia con agilidad, mucha acción y su dosis de intriga. 

En la sangre reafirma su universo de mujeres duras, fuertes, radicalmente independientes, que mandan en todos los aspectos de su vida… y son también delincuentes. Fascinantes.

Alrededor de Eva

Una serie de personajes, unos muy sólidos y otros apuntados certeramente, completan el relato de Eva. Oleg, con su sonrisa de niño bueno y peligroso, conduce una Kawasaki y maneja sin problemas un puño americano. Su inquietante tío Mijaíl, capo de una mafia rusa. La señora Montsiol, una déspota, que creó una de las editoriales más importantes del país en los años sesenta, que la vendió hace diez años a un grupo internacional y que mantiene su influencia. Cristina Calaf, su esclavizada secretaria, a quien han truncado todos los sueños. El peligroso Sebastián Salisachs que posee una galería de arte y se pasea con un Porsche amarillo. O la subinspectora de los Mossos Silvia Magallanes, que todo lo ve y que sabe más de lo que puede contar.


En la sangre

Laura Gomara

Roca Editorial

336 páginas. 18,90 euros

eBook: 8.99 euros

Comparte esta entrada

Volver